EVALUACIÓN Y CALIFICACIÓN DE LOS APRENDIZAJES

“La educación no es preparación para la vida;

la educación es la vida en sí misma”.

(J. Dewey)

A nuestra querida Comunidad Santa Mónica:

Todos vivimos día tras día las innumerables dificultades en relación a la emergencia nacional provocada por la pandemia del virus covid-19. Dentro de estas, una de las más graves corresponde al ámbito de la educación.

Sabemos que Educar, es un acto social por definición y hacerlo a distancia ha significado enormes desafíos que nuestro establecimiento se encuentra abordando comprometidamente junto a la colaboración de nuestro personal docente, paradocente, asistentes de la educación, además de la importante cooperación de nuestros estudiantes y sus familias que se preocupan de ir entregando sugerencias en beneficio de ir mejorando todo el proceso que implica enseñar a distancia.

Nuestra mayor preocupación como institución es que a pesar de las circunstancias contextuales y de emergencia sanitaria a nivel mundial seamos capaces de continuar entregando a nuestros estudiantes las habilidades y contenidos necesarios para avanzar en relación a su proceso de enseñanza – aprendizaje,  y que al regreso cuenten con una base más sólida para retomar sus actividades presenciales.

 Una de las grandes herramientas para lograr conocer lo que han aprendido y tomar decisiones con respecto a lo que es necesario fortalecer en cada uno de nuestros estudiantes es el proceso de evaluación y en esta oportunidad queremos ayudarles a comprender este proceso y sus alcances. 

Comúnmente se identifica la evaluación con la calificación, como si fueran sinónimos; esto es un error. Si queremos certificar un nivel de logro, un producto de aprendizaje –por ejemplo, al finalizar un año escolar- recurrimos a las denominadas calificaciones; estas se pueden expresar en números, tal como la escala de 1,0 a 7,0; también pueden ser conceptos alfabéticos, símbolos, entre otros. Suelen estar en los certificados y/o diplomas de final de año. Como dijimos, su objetivo es certificar un aprendizaje al final de una etapa o periodo.

La evaluación, en cambio, es un proceso mucho más amplio y continuo en el quehacer educativo debido a que su objetivo primordial es reconocer los aciertos y errores que se están produciendo en el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje. Es un acompañamiento permanente que es liderado por los respectivos docentes y es una de sus responsabilidades primordiales.

El decreto de ley N° 67 (MINEDUC) que entró en vigencia en marzo de este año, estableciendo las normas mínimas sobre: evaluación, calificación y promoción para todos los estudiantes de enseñanza básica y media de nuestro país, nos indica dentro de algunos de sus desafíos que las evaluaciones tengan un uso más pedagógico, que su finalidad sea mejorar las practicas pedagógicas y el aprendizaje de los estudiantes, fortaleciendo la evaluación formativa en el aula.  

 

La evaluación formativa es un proceso donde profesores y estudiantes, comparten metas de aprendizaje y evalúan constantemente sus avances en relación a estos objetivos. El enfoque de evaluación formativa considera la evaluación como parte del trabajo cotidiano del aula y la utiliza para orientar este proceso y tomar decisiones oportunas que den más y mejores frutos a los estudiantes.“Guía de evaluación formativa” de la Agencia de la Calidad (MINEDUC 2016)

 

Nuestro reglamento de evaluación -acorde al decreto de ley N°67- considera dos procesos fundamentales dentro de las evaluaciones formativas:

 

  • Evaluaciones de proceso, donde se constata el trabajo de los alumnos en el proceso de aprendizaje (portafolio, revisiones de cuaderno, participación en clases, asignación de tareas o trabajos prácticos) que favorezcan el aprendizaje significativo y/o la ejercitación.

 

  • Evaluaciones de progreso, donde se contrastará el avance del alumno en relación a si mismo, a partir del diagnóstico del docente respectivo por medio de instrumentos clarificados a los estudiantes y comunicados con anterioridad.

El desafío, por lo tanto, en el que hoy nos vemos enfrentados, es el de retroalimentar los trabajos, actividades y responder a las preguntas de los alumnos en el menor tiempo posible. La evaluación formativa es más prospectiva que retrospectiva, es decir, su foco está en determinar cómo seguir avanzando y en esta función todas las formas de retroalimentación (oral, escrita, visual, individual o grupal), juegan un papel fundamental, pues son las herramientas con las que el profesor orienta a sus estudiantes, entregándoles información que describe qué deben lograr, cómo lo están haciendo y cómo pueden mejorar. “Guía de evaluación formativa” de la Agencia de la Calidad (MINEDUC 2016).

Esto requiere a su vez, del envío oportuno de las actividades o tareas, a través, del aula virtual por parte de los estudiantes.

 

¿Qué está sucediendo en este ámbito? En determinados cursos, algunos alumnos, sobre todo de enseñanza media (7° básico a 4 ° medio) envían pocos trabajos y mensajes en relación a inquietudes y dudas de los estudiantes, lo cual preocupa, ya que dificulta la retroalimentación por parte de los docentes y el acompañamiento acorde a las necesidades de cada uno de ellos, siendo este proceso parte fundamental de la evaluación formativa.

Entendemos que hay dificultades de distinta índole que alteran el curso adecuado de este proceso, pero también existen diversas posibilidades de solución, tales como: envío y recepción de tareas y actividades en material físico, por whatsapp (como archivo adjunto), por correo electrónico y por supuesto como canal oficinal nuestra plataforma virtual.

En este momento es crucial mejorar en conjunto esta situación y hacer que los estudiantes puedan vincularse con su propio proceso de aprendizaje, identificando sus necesidades y capacidades en conjunto con sus Profesores, para lograr mayores herramientas en su proceso escolar y no solamente siendo espectadores de los aprendizajes de sus compañeros.

El decreto de ley N° 67 de evaluación nos faculta para atender el proceso de los alumnos y ponderar a través de una certificación final los objetivos alcanzados, es decir, calificar y es por esto que es muy importante el compromiso en este proceso de educación a distancia, cumpliendo los plazos en las entregas, en la preocupación de su propio proceso de aprendizaje, en la asistencia a las clases remotas, con el fin de que una vez terminado el proceso de evaluación formativa, se logren obtener muy buenos resultados. 

En esta importante participación no es esencial el número de aciertos que el estudiante obtenga, la perfección de una entrega, o que no se equivoquen, sino considerar los errores y los aciertos, como una oportunidad de mejora y toma de decisiones que el equipo docente considerará para realizar acciones pedagógicas en beneficio de nuestros estudiantes.

Es por esto que extendemos nuestra preocupación por nuestros estudiantes que se ausentan de estas experiencias de aprendizaje y solicitamos reforzar los canales comunicativos entre el Colegio y la familia para trabajar colaborativamente en mejorar esta situación.

Esperamos que pronto volvamos a encontrarnos en nuestras salas de clase.

 

Coordinación Académica

Colegio Santa Mónica

 

2 Responses to  EVALUACIÓN Y CALIFICACIÓN DE LOS APRENDIZAJES
  1. Buenas tardes, muchas gracias por la información compartida, es muy cierto que la retroalimentación y las nuevas experiencias educativas en modelos de streaming, nos llevan a enfrentar nuevos desafios tecnológicos que habren caminos muchas veces desconocidos pero ya enfrentados a esta situación, nos ofrecen oportunidades de crecer en la marcha diaria del ensayo y error.

    En cuanto al reforzamiento de las asignaturas y que el alumno y su apoderado se sienta comprometido a responder a trabajos y deberes, podría ser una buena sugerencia crear una ventana horaria de reforzamiento de cada asignatura, un ejemplo son las clases de reforzamiento de matemáticas(optativas) impartidas por el profesor Antonio Nazar al 8°Básico, en donde los alumnos pueden resolver sus dudas y el docente puede medir los conocimientos adquiridos con esta modalidad que nos convoca.

    Espero que esta modalidad siga creciendo a favor de la educación de los niños y a quienes nos sentimos comprometidos en el desarrollo de nuestros hijos.

    Muchas gracias

    • Buenas tardes estimado apoderado. Nuestro trabajo apunta siempre a ir mejorando y tenga usted claro que esto, muchas veces, lo hacemos con ayuda de la comunidad educativa. Los horarios de apoyo a los estudiantes se realizarán en todas las asignaturas, ya que lo que nos interesa es justamente que los niños tengan una posibilidad real de aprender.
      Saludos y muchas gracias por su ayuda y cooperación.


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This