Este día es para compartir, aquí podemos utilizar de manera simbólica un trozo de pan, vino, jugo de uva o la uva misma, siempre en comunidad y familia, de esta manera poder recordar y reflexionar sobre la Última Cena. Vivamos estos días de Semana Santa en familia y en reflexión, en compañía de nuestros niños y niñas.

Share This